Académico PUCV sobre norma que elimina peajes: “Favorece a personas de ingresos medios y altos a costa del Estado”

La medida aprobada en Comisión de la CC, según Franco Basso, es “absolutamente regresiva”, y tendrá graves efectos sociales y medioambientales. 

El académico de la Facultad de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica de Valparaíso, Franco Basso, abordó la polémica norma aprobada el pasado 19 de marzo en la comisión de Medioambiente de la Convención Constitucional que busca prohibir el cobro de peajes por circular en carreteras y las concesiones de estas vías. 

La medida, que establece que “la administración de estos bienes estará a cargo del Estado de manera directa, sin permitir la concesión de estos bienes nacionales o privados, sean personas naturales o jurídicas”, ha sido criticada por expertos y privados, que han salido a explicar los efectos económicos, sociales, entre otros, que esta tendría en caso de llegar a puerto en las próximas votaciones. 

En conversación con Curiocity.cl, el experto señaló que se trata de una medida “absolutamente regresiva”, en la que solos quienes utilizan el automóvil se verían beneficiados con ingresos provenientes de las arcas fiscales. 

Según explicó, “está bien estudiado que existe una relación importante entre utilización del automóvil e ingreso, es decir, si nosotros eliminamos todos los peajes, estamos favoreciendo principalmente a personas de  ingresos medios y altos, y eso se estará haciendo a costa del Estado, si es que hay un pago a los concesionarios en caso de que se decidan eliminar las concesiones de aquí en adelante”.

“Una mala noticia”

En esa línea, comentó que lo aprobado es “una mala noticia, ya que significará que una persona que incluso no tiene automóvil o que no vive en los lugares donde se paga más como en Santiago, donde hay mayor uso intensivo de Tag, tenga que pagar a personas que utilizan el automóvil”. 

El experto indicó que además de los perjuicios económicos de la norma de parte del Estado, esta tampoco considera las externalidades negativas que genera el uso exacerbado del automóvil, como la congestión y la contaminación. 

De acuerdo a Basso, “hoy tenemos los niveles más altos de congestión de nuestra historia, lo que se suma al récord de venta de automóviles durante los últimos años producto de la pandemia y el miedo a las personas de contagiarse, aparejado con ingresos extras debido a los retiros del 10% y ayudas estatales”, situación que podría empeorar si las personas dejan de costear, en parte, las externalidades que implica el uso de los automóviles. 

En tanto, agregó efectos por la crisis actual por la contaminación ambiental. “La situación podría empeorar y finalmente tendremos ciudades más congestionadas y contaminadas, y eso pagado por las personas de menos recursos”, indicó. 

¿Terminar con el sistema de concesiones? 

El académico ve con buenos ojos el sistema actual en el que se concesionan las operaciones, y destacó que “ha demostrado ser beneficioso en términos de la capacidad que se tiene para avanzar en más infraestructura y también en términos de equidad social, ya que el concesionar ciertas obras que no son un derecho, como autopistas urbanas, los aeropuertos u otro de de infraestructuras, permite liberar recursos para otros aspectos que sí lo son, como invertir en mejor salud, mejores pensiones o mejor educación”. 

De esta forma, se limitará la capacidad de inversión del Estado, “y lo que probablemente ocurra es que tendremos menos obras y menor crecimiento, y por lo tanto menor calidad de vida”, puntualizó. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RELACIONADAS