Infraestructura basada en la naturaleza e institucionalidad de aguas para enfrentar la escasez hídrica

Tatiana Celume, académica Facultad de Derecho Universidad San Sebastián, propone gestionar el recurso en base a las diferentes cuencas que existen, y cuestiona que la solución real esté en construir embalses o plantas desaladoras.

La profunda sequía que afecta varias zonas del territorio nacional es un tema que requiere soluciones urgentes, pero, ¿cuál es la mejor vía para solucionarlo?

Tatiana Celume, académica Facultad de Derecho Universidad San Sebastián, aborda la compleja situación en una publicación de La Tercera, en la que analiza que hacer frente a la escasez hídrica «es una tarea múltiple».

En esa línea, sostiene que «ni la construcción de embalses o de nuevas plantas desaladoras va a solucionar el problema por sí solo con la efectividad y la premura que deseamos», a cambio de eso, señala que la infraestructura que se desarrolle debe estar orientada a la creación de nuevas fuentes de abastecimiento, tales como la reutilización de aguas residuales, la cosecha de aguas lluvias y, en general, soluciones basadas en la naturaleza. Lo anterior, teniendo presente que cada región del país presenta un ecosistema diverso y, por ende, requiere de medidas diferentes. 

«Creemos que se requiere de una mirada integral en esta materia», puntualiza Tatiana Celume, quien propone avanzar hacia una nueva institucionalidad de aguas que gestione el recurso en base a las diferentes cuencas, considerando los distintos actores, usos y demanda, y desde la perspectiva de la gestión integrada.

Para leer la nota completa, haz click aquí.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RELACIONADAS