Nuevo Hospital Biprovincial Quillota-Petorca es el primer hospital sustentable de Chile

El recinto médico obtuvo la certificación CES y para su edificación se utilizó el método de construcción liviana en seco, que busca desarrollar infraestructura más eficiente.

El nuevo Hospital Biprovincial Quillota-Petorca se convirtió en el primer hospital sustentable de Chile, establecimiento de alta complejidad que beneficiará a más de 800 mil personas en la Región de Valparaíso.

La empresa chilena Volcán fue parte de la construcción de este recinto que se inauguró en noviembre de 2021 -pero que quedará 100% operativo en septiembre de este año-, la cual utilizó el método de construcción liviana en seco para desarrollar infraestructura más eficiente.

Al respecto, Ricardo Fernández, gerente técnico y de desarrollo sostenible de Volcán, afirma que esta metodología tiene amplia difusión en Europa y Estados Unidos, “y se ha posicionado con fuerza en el mercado inmobiliario local para lograr edificaciones con mayor eficiencia en todos sus sistemas”.

En esa línea, destaca que “entre sus ventajas está que incrementa la sostenibilidad de los proyectos, permite una estimación precisa de costos, minimiza el consumo de recursos como el agua, reduce mermas y disminuye la generación de residuos durante el proceso”.

Entre las soluciones constructivas utilizadas en este hospital, que obtuvo la Certificación de Edificios Sustentables (CES), se encuentra la lana de vidrio Aislanglass, un material aislante, a base de arena y vidrio reciclado, que se funde a altas temperaturas.

En tanto, otro de los materiales incorporados en este proyecto es la Volcanita XR, planchas de yeso cartón extra resistente diseñadas para resistir impactos en ambientes expuestos a un alto tráfico de personas y equipos móviles.  

“Al ser soluciones modulares se ajustan a cualquier forma o dimensión del diseño, permitiendo realizar de manera fácil cambios a futuro, además de aportar una mejor aislación térmica y optimizar la eficiencia energética”, explica Ricardo Fernández.

Certificación CES

Para la certificación CES (Certificación de Edificio Sustentable), se consideró que el hospital logró reducir su huella de carbono gracias al uso más eficiente de sus sistemas de calefacción, refrigeración, ventilación, motores, iluminación artificial, entre otros.

Algunos de los indicadores registrados dan cuenta de un 19% de ahorro en la demanda de energía y un 31% de ahorro en el consumo energético.

Con todo, se espera que el hospital disminuya sus emisiones y los consumos de agua y energía, y que además genere menos residuos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RELACIONADAS