Teleféricos: Una alternativa para descongestionar y limpiar la ciudad

En Chile avanzan los proyectos teleférico Bicentenario y Alto Hospicio, que pretenden conectar centros urbanos separados por factores geográficos. 

Durante el último tiempo ha sido tema de conversación para varios grupos expertos el cómo avanzar hacia ciudades mejor conectadas, menos congestionadas y más limpias. 

El aumento exponencial del parque automotriz durante la pandemia, que tuvo un crecimiento de un 60,6% entre 2020 y 2021 (Asociación Nacional Automotriz de Chile), y la necesidad de disminuir la contaminación en un contexto de fuerte crisis climática, han revelado la urgencia con que se deben implementar infraestructuras alternativas y reforzar las que ya comúnmente conocemos. 

Clemente Pérez, ex presidente del Directorio de Metro y socio de Nueva Vía, considera legítimo que cada vez más personas tengan automóvil, sin embargo, resalta que “genera congestión y contaminación, y por eso el Estado tiene que destinar todo lo que pueda en materia de transporte en fomentar un buen transporte público”. 

En esa línea, indica que es necesario tener una red de Metro y un sistema de buses robusto, y apunta a otras opciones que se han aplicado en otros países y que en Chile aún no se han logrado materializar, como los teleféricos. Según señala, “nosotros como Nueva Vía hemos promovido algunos proyectos de este tipo, uno es el Teleférico Bicentenario y otro es el de Alto Hospicio- Iquique, y también hay unos que ha estado desarrollando el MOP en Valparaíso, y otros en Antofagasta y Puerto Montt”. 

Con respecto a los teleféricos que ha impulsado la empresa, Pérez detalla que el primero conecta Providencia con Ciudad Empresarial -en la comuna de Huechuraba-, dos centros urbanos de alta densidad, mientras que el segundo une Alto Hospicio con Iquique, zonas unidas por un pronunciado desnivel. 

El abogado destaca que “los teleféricos son convenientes cuando nos permiten salvar obstáculos naturales, siendo una forma interesante de transporte de grandes cantidades de personas”. 

Como referencia, toma los casos de ciudades como Medellín y Bogotá en Colombia, La Paz en Bolivia, o Sao Paulo y Río de Janeiro en Brasil. “En estos casos ha sido una fórmula muy exitosa para conectar centros urbanos separados por factores geográficos”, comenta. 

No hay fórmula perfecta

Para Clemente Pérez no hay una manera perfecta de dar solución al tema de la congestión en ciudades, y explica que “si el tema es la densidad, lo mejor es tener un Metro, y si son lugares planos también es bueno contar con buses, pero hay que buscar la mejor solución dependiendo de la demanda, es decir, el número de viajes y también las características del terreno”. 

Cuando son zonas de cerros y montañas, afirma que el teleférico es “una muy buena solución y no estamos acá hablando de teleféricos turísticos, sino de infraestructura capaz 

de trasladar tres mil personas en una dirección por hora”. 

De esta forma, resalta que esta alternativa no produce congestión, reduce contaminación y además es con energía proveniente de energías renovables, siendo un transporte limpio.  

¿Cómo avanza cada proyecto? 

El ex presidente del Directorio de Metro indica que el proyecto teleférico Bicentenario es el que se encuentra más avanzado, a pesar de unos años de retraso por una solicitud del municipio de Providencia de modificar la estación de partida. 

Con este cambio, el trazado, de 3,4 kilómetros comenzará en Tobalaba y tendrá una segunda estación en el Parque Metropolitano, mientras que la parada final será en la comuna de Huechuraba. Sobre el inicio de las obras, Pérez señala que podrían comenzar durante el año 2023. 

Por su parte, acota que el de Alto Hospicio ya fue declarado como “de interés público” y se aprobó la primera fase de estudios. Además, el ministro de Obras Públicas, Juan Carlos García, ya informó que la licitación se realizará a finales de 2022. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RELACIONADAS