Una nueva e innovadora alternativa para el transporte de carga en Chile

El ingeniero Leonardo Daneri, experto en Obras Civiles, sostiene que están las condiciones para crear pistas exclusivas en las actuales autopistas, para que en ellas circulen convoyes de camiones eléctricos y autónomos, gracias a la tecnología 5G.

“El tren es una tecnología del siglo XIX”, afirma Leonardo Daneri, presidente del directorio del Centro de Políticas de Infraestructura (CPI) y de la asociación de concesionarios de obras públicas (Copsa), en referencia a iniciativas que buscan promoverlos para el transporte de carga en el país. No lo hace con ánimo de menoscabar la relevancia de los ferrocarriles, pues reconoce que son una muy buena solución para cargas dedicadas, como ocurre en la industria minera; si no porque considera que el actual ritmo de avances tecnológicos abre la posibilidad a nuevas opciones, mucho más convenientes para la realidad y geografía de Chile.

En este sentido, plantea que para un país como el nuestro, montañoso y con una importante y pronunciada diferencia de altitud entre la costa -donde se encuentran los puertos- y el valle central, donde se realiza la mayor parte de la actividad productiva, los trenes enfrentan el gran desafío de la pronunciada pendiente. Esto los obliga a buscar rutas más largas para superar la topografía, o bien salvar esta dificultad construyendo túneles y viaductos, lo que eleva fuertemente la inversión final.

¿Cuál es la alternativa que promueve el presidente de Copsa? Una que aprovecha la infraestructura ya existente: las autopistas que van “de Cordillera a mar” (Rutas 68, 78 y la del Itata, por ejemplo), junto con avances que ya son realidad, como la red 5G y los vehículos eléctricos.

Su innovadora propuesta es construir pistas adicionales en las rutas interurbanas, pero destinadas al uso exclusivo de camiones eléctricos que muevan carga. Más concreto aún, propone que estas vías cuenten con catenarias -como en las líneas de ferrocarril-, para que puedan circular vehículos con pantógrafo. Estos dispositivos serían activados por los camiones al ingresar a estas pistas exclusivas, conectándose directamente a la red eléctrica para obtener energía, al tiempo que recargan sus baterías para desplazarse con autonomía en los otros tramos del trayecto.

Daneri afirma que en Alemania ya se están probando autopistas de este tipo. Y si bien aun son tramos acotados, de unos cuantos kilómetros, está convencido de su pronta masificación.

“Otra ventaja es que la operadora de esa ‘pista dedicada’ va a comprar la electricidad a precios mayoristas, por lo tanto, el costo de ese ‘combustible eléctrico’ va a ser mucho más económico”, añade.

Trenes en la carretera

El presidente de Copsa ve más opciones y beneficios. Sostiene que la tecnología 5G -ya vigente en Chile- permitiría operar varios vehículos, en fila, como una especie de “tren de camiones”, en que solo el primero necesitaría de un conductor, el resto seguiría a esta especie de “locomotora” en forma autónoma, manteniendo la misma velocidad y distancia constante entre cada unidad del convoy.
Además, sostiene que esta modalidad -a diferencia de la apuesta por ferrocarriles- tampoco requeriría de estaciones de intercambio modal para traspasar la carga que llega desde apartados rincones del país -como cerezas de exportación-, a trenes que la lleven hasta los puertos. Solo haría falta una operación tan sencilla -precisa- como estacionar el camión tradicional, desenganchar el tráiler con su contenedor, y conectarlo al camión eléctrico.

Cambios en la regulación

Para dar este paso a soluciones “no convencionales”, que cada día surgen gracias al desarrollo tecnológico, Leonardo Daneri es claro: “lo más importante que se necesita son los permisos; que la regulación permita hacer esto”.

Por eso, hace un llamado a que las autoridades dejen “que el mercado y la tecnología hablen”, y que exista la posibilidad de hacer negocios distintos en las concesiones; que den la oportunidad de aprovechar la infraestructura existente, junto con apuestas innovadoras, para encontrar alternativas más convenientes para el país.
La propuesta de pistas exclusivas para trenes de camiones eléctricos es un ejemplo concreto de ello.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

NOTICIAS RELACIONADAS